fbpx

Caminando en círculos en el trading

Me encuentro sentado frente a mi escritorio de trading, ante esas pantallas que son fieles testigos de tantas aventuras y batallas contra los mercados. Estoy nostálgico y decido mirar por los espejos retrovisores y repasar las etapas superadas en estos maravillosos e intensos años como inversor.

Con la experiencia vas comprobando que uno lleva una relación amor-odio con los mercados. Trabajas duro y avanzas con ilusión, pero cuando crees que estás llegando a la cima, el mercado te coge de la pechera y te devuelve de nuevo abajo. Así una y otra vez, pero lo que hemos de ser conscientes es que cada vez que nos llevemos un golpe, hemos de aprovecharlo a nuestro favor, sirviéndonos de él para avanzar.

Hace unas semanas, un compañero trader escribió un tuit que sintetizó muy bien las etapas por las que un trader, a groso modo, suele pasar;

“Camino del trader: 1-Conoce un sistema = pierde. 2-Experto en un sistema = ni pierde ni gana. 3-Se conoce a sí mismo = gana.”

Víctor Gómez @tradercillo  25 de Agosto de 2016 

 Me vi ciertamente reflejado en las etapas que cita Víctor y muchos de los traders veteranos seguramente coincidirán. El precioso camino de rosas que se enseña en las películas e internet puede tocarse con las manos, pero sin un trabajo previo bien hecho, solamente podremos aspirar a recoger alguna flor despistada que se le vuele al jardinero.

caminando circulo enneatrading

Arrancamos nuestra etapa formativa aprendiendo de algún referente, ya sean lecturas, tutoriales, formación on-line o presencial, etc… De estas fuentes y recursos extraemos ideas clave para comenzar a realizar nuestras inversiones. Normalmente son sistemas de operativa aprendidos de terceros que, supuestamente, a ellos les funcionan. Nos centramos exclusivamente en la parte técnica y somos incapaces de ejecutar el sistema con las normas establecidas por el creador del sistema.

Persistimos en el intento y tras ir superando las barreras que se presentan, decidimos adaptar el sistema a nuestra forma de entender el mercado. Comenzamos a tomar las riendas de la operativa y diseñamos unas normas a cumplir, esas que tras mucho backtesting y práctica nos respaldan. Nos ponemos el mono de trabajo y al enfrentarnos al mercado comprobamos que el sistema es buenísimo pero somos incapaces de ejecutarlo de forma regular. No logramos mantener una disciplina. Las buenas operaciones se ven empañadas por otras desastrosas que tiran por tierra todo el trabajo. Las emociones y el descontrol hacen tambalear nuestro trading.

Tras unas vacaciones y retiro espiritual regresamos al escritorio, con páginas en blanco y tratamos de simplificar al máximo la operativa, dejamos por escrito todas las normas y circunstancias que debemos respetar para ser ganadores en el tiempo, pero ¿sabemos cuál es el problema en ese momento de nuestra etapa como trader? El autocontrol.

Somos incapaces de cumplir unas normas que nos hemos puesto por escrito. Comenzamos a descubrir que no éramos tan pacientes como pensábamos. Hemos comprobado que operando en directo han aparecido síntomas que se han apoderado de nosotros, tales como miedo, avaricia, euforia… Descubrimos que cuando ellos aparecen, nuestro trading peligra, por tanto estamos obligados a trabajar en ello.

Cuando Víctor afirma que un trader se convierte en ganador cuando realmente consigue conocerse a sí mismo, no puede haber una forma más contundente de decirlo. Se abre una etapa dentro de la vida de un inversor en la que no tendrá más remedio que comenzar un proceso de autoconocimiento para lograr conocerse y detectar cuando esos saboteadores internos aparecen y realizan su trabajo.

El momento en que el trader consiga una madurez mediante la cual sea capaz de detectar las emociones y gestionarlas, indudablemente su operativa dará un salto de calidad. Primeramente evitará precipitarse y operar en los entornos menos favorables. Conseguirá la disciplina para cumplir las normas que previamente había diseñado, esas que afirman que si las cumples, conseguirás buenos resultados de forma regular. Asimilar las pérdidas, gestionar la euforia, operar cada trade como si fuera uno nuevo. Son cosas que nos suenan y con las que todos los aspirantes a trader deberán lidiar en algún momento.

Comencé el artículo diciendo que había luchado muchas batallas contra los mercados, aquello fue en las dos primeras etapas. Cuando realmente consigues conocerte de verdad y encontrar el equilibrio con el mercado, comienzas a operar desde la auténtica consciencia. Una vez eliminadas las creencias limitantes y teniendo la suficiente madurez para detectar y gestionar las emociones, tomas el verdadero control de tu trading. Créeme, comienzas a disfrutar.

@iamluisdavid – Enneatrader

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies