Gracias al Trading yo …

Hace poco fui a cenar con un amigo mío que es profesor de instituto. Mientras acabábamos el segundo plato ya nos habíamos puesto más o menos al día de nuestras cosillas. Hablamos de la familia, amistades en común, fútbol, política y algún que otro asuntillo. Hasta ahí ningún problema.

Pero hubo algo que me hizo reflexionar y creo que cualquier trader o inversionista también debería hacerlo, no de forma periódica pero si de tanto en cuanto.

Me expuso que durante el último curso había tenido un grupo de 25 chavales (chicos y chicas) de dieciséis años. Habían apretado mucho y estaba satisfecho del progreso del grupo y de cómo habían afrontado el curso de forma general. Todos habían mejorado y aprendido mucho.

Te estarás preguntando: ¿Qué tiene que ver todo esto con el trading?También me lo pregunto yo, pero espera que lo explique poco a poco.

En este mundillo de las inversiones y el trading muchas veces vamos acelerados y pensando en aprender técnicas, buscar nuevos set-ups, añadir algún indicador, seguir investigando, probar cosas, hacer un nuevo trading plan, o quizás pensar en hacer un nuevo curso de operativa diversa o asistir a una nueva sala de trading. Hasta ahí todo es posible, y más sabiendo que nuestro fiel compañero (el EGO) está siempre dispuesto a decirnos qué debemos y qué no debemos hacer.

Pero en esta ocasión, lo importante no es la psicología, el enneatrading o el conocer a nuestro ego. Tan solo aprovecho la ocasión para reflexionar, eso es lo que hizo mi amigo profesor. Analizar nuestro trading simplemente mirando hacia atrás.

Quizás mi referencia de tiempo no sea un curso académico como el suyo, que empezó en septiembre y acaba en junio. Tal vez nos sirva los últimos seis meses, desde principio de año… o por qué no, también podemos coger la referencia de los últimos dieciocho meses. En definitiva me da igual, pero debemos mirar atrás si o si. Mira hacia atrás el tiempo que quieras, pero te propongo que reflexiones.

En este camino tan solitario de esta apasionante actividad en busca de la habilidad que exige el trading, nos olvidamos de analizar lo sucedido hasta este momento.

Siempre miramos hacia delante, hacia el futuro y soñamos con el pedazo de Ferrari rojo, o el yate último modelo o cambiar de casa, viajar y seguir tradeando, cambiar la pareja, o qué sé yo… Está muy bien hacerlo, soñar es gratis.

Pero en esta ocasión puedes dejarlo para más adelante y ahora centrarnos en que para seguir aprendiendo, a veces hay que mirar hacia atrás para tomar conciencia de lo que hemos progresado, lo que hemos aprendido, lo que hemos perdido y lo que hemos ganado en el mejor de los casos.

Ahora sí, con esa nueva perspectiva podemos observar qué es lo que nos ha traído o aportado el Trading hasta hoy.

Yo y gracias al trading, he podido acompañar a un hermano para mí en la presentación de su primer libro, es un trader excepcional y mejor persona. Su libro es una excelente obra y un lujazo para mí conocerla desde el principio, cuando tan solo era su proyecto personal y estaba en fase “embrionaria”. Ha inundado en mí una gran satisfacción que eso ya sea una realidad. Mi amigo inseparable, aunque vivamos a más de 600 kilómetros de distancia es como mi “faro” en muchos sentidos y él ni lo sabe, o quizás ya si lo sepa, pero siempre se lo agradeceré.

Durante este tiempo he conocido a personas ciertamente inalcanzables hace unos años para mí: traders profesionales y de reconocido status en el mundo del trading. Por cierto y aprovechando el comentario, estas personas me han sorprendido enormemente por su humildad y compañerismo. Literalmente me quité el sombrero ante ellos y así les manifesté a ellos en persona.

He podido compartir conversaciones muy interesantes e intensas con algunos traders, compañeros y amigos míos que teniendo ante nuestras narices unas mesas con buena comida y algo de bebida, han pasado a segundo término teniendo y disfrutando de mucho tiempo por delante. Ha sido muy provechoso esos momentos y el poder compartir nuestra visión de mercados y de trading en general.

Comparto mis conocimientos del enneagrama siempre que puedo y especialmente en conferencias de trading o en formaciones de ámbito deportivo de la alta competición.

Durante este tiempo también he ido viendo gente que se acercaba a esto y marchaba con la cola entre las piernas y perdiendo mucho dinero. Desaparecieron, Game Over y nada más se supo. Quizás no estaban aún preparados y vinieron engañados por los reclamos “buitres” del sector.

Gracias al trading he mejorado no solo en mi operativa y algo en mis resultados, sino que este tiempo ha sido bien empleado en conocerme algo mejor como enneatrader. He crecido como trader y como persona.

He podido ayudar a traders a mejorarse o a corregir las creencias que les limitan, sanando trabas psicológicas que dañaban sus resultados y operativa. Eso es una verdadera satisfacción personal.

Comprobar cómo traders mejoran a partir del autoconocimiento y su compromiso en progresar con tu ayuda es algo indescriptible. Estoy encantado de que eso siga así y así seguiremos: ayudar a compañeros/as traders a mejorarse en aspectos del psicotrading es una gozada, para ellos y para nosotros. El compartir conocimiento, autoconocimiento y pasión por los mercados es una auténtica sensación que hay que agradecer en todos los sentidos.

Luego por tanto, en este espacio de tiempo agradezco lo vivido gracias al trading. Ya no sólo la libertad financiera y de tiempo que sigo buscando y cada vez es más cercana, sino todo lo que me está aportando.

Trading… GRACIAS por llegar a mí hace unos años.

Aquí está y aquí seguirá estando.

Jordi Grau – @grautrader

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies