Trading y saltar al vacío

En la vida hay momentos en los que debes decidir y tomar acción, afrontar dignamente aquello que te condiciona o limita en cierta manera.

Es sabido por los que nos dedicamos a operar en los mercados financieros que el tomar decisiones es una cuestión necesaria e imprescindible para tradear.

No obstante, debemos reconocer que en muchas ocasiones hay algo que nos lo impide o dificulta. A veces es el nerviosismo, la ansiedad, o en ocasiones es la avaricia y muchas otras emociones. Pero en muchísimas ocasiones lo que nos impide decidirnos a tomar acción es el MIEDO.

Esta emoción está muy presente en el Trading, pero es cierto que debemos aprender a gestionarla.

Todos los enneatraders, los traders que conocemos el enneagrama y sabemos gestionar las emociones, a diario y en nuestra vida cotidiana afrontamos nuestros miedos y las emociones de forma pausada, coherente y tomando conciencia de ellas.

No estoy diciendo que sea fácil ni que sea sin esfuerzo, pero recalco la importancia de detectar las emociones y tomar conciencia de que deben gestionarse.

Hace unos días, aunque no lo tuviera recogido en mi Trading Plan, decidí gestionar desde otra perspectiva ese miedo que en ocasiones secuestra mi operativa. En ocasiones mi EGO, temeroso e indeciso donde los haya, aparece y me dificulta el tomar mis operaciones. Yo soy consciente de ello y lo gestiono adecuadamente, pero no siempre. Es por todo ello que decidí planificar un salto en paracaídas. Tirarme al vacío y en caída libre a más de 4000 metros de altura ha sido una experiencia única, brutal y vital, por que no decirlo.

La experiencia del salto, curiosamente ha dado una perspectiva nueva de gestión emocional. Justo antes del momento de saltar de la avioneta, apareció mi EGO de forma repentina advirtiéndome del peligro. Soy un enneatrader tipo 6 y lógicamente mi ego me planteó muchas dudas, indecisiones, diciéndome que qué coño estaba haciendo ahí arriba, que como es que quería saltar desde esa altura y sin conocer ese medio.

Estaba en una avioneta pequeña muy ruidosa y con un ventanal inmenso desde donde me tiré al vacío.

Salté con mi EGO, con mi absoluta decisión que debía tomar ACCIÓN por mí solo y que no fuera él quien decidiera.

Agradecí a mi ego de sus advertencias pero gestioné mi MIEDO. Vaya si lo gestioné y de qué forma.

Aparecieron en mis pensamientos la sonrisa de mis tres hijos, mi adorable pareja, la familia, mis hermanas, parte de mis recuerdos recientes y pasados, mi vida en definitiva. A ellos también les debía ese salto al vacío. Los pensamientos duraron décimas de segundo, la emoción era inmensa. La libertad me inundó por completo, me sentía libre, auténtico y liberado.

Mi miedo desapareció por unos minutos, durante todo el descenso vertiginoso. El miedo se hizo presente antes del salto, pero una vez salté se desvaneció, estuvo bien gestionado mientras volaba.

El aterrizaje fue suave, armónico, ligero… estuve unos instantes saludando y celebrando el vuelo con mis compañeros de salto. En pocos segundos retomé la mirada tierna y entrañable de mis hijos y mi mujer. Estaban cerca, volví a conectarme al instante con ellos y con mi vida. Había valido la pena: fue una excelente y atrevida experiencia.

En el trading hay momentos que las sensaciones son similares, no sé qué pasará, qué hará el precio, pero asumo el riesgo y gestiono la posición, ya sea que vaya bien o mal. Pero lo importante es gestionar las emociones antes, durante y después de la operativa. Pero siendo tú mismo quien afronta ese auténtico reto de gestión emocional, de Psicotrading y no tu ego quien secuestre esa responsabilidad.

El responsable eres tú y no tu EGO, aunque él quiere el protagonismo: está diseñado especialmente para eso

El sistema es imprescindible, el conocimiento también, pero el auto-conocimiento es esencial. Si no sabemos cómo hacerlo, el enneatrading, al menos a mí, me ha dado una oportunidad magnífica de gestión emocional y de auto-conocimiento. Por ello tengo una parte importantísima de la ecuación bien resuelta.

Seguiremos aprendiendo, seguiremos viviendo en sintonía y seguiremos tomando acción, pero la perspectiva ahora es otra y bien distinta.

No estoy animando a tirarse en paracaídas, o quizás sí, pero tan sólo planteo la necesidad de seguir aprendiendo de nosotros mismos. No debemos mirar tanto fuera de nosotros, en nuestro entorno, sino que debemos mirar hacia dentro y gestionar nuestro ego, las emociones y nuestros miedos.

Tan sólo digo que debemos tomar acción para hacernos mejores traders y aún más: convertirnos en mejores personas.

Pero como siempre decimos a nuestros compañ[email protected] enneatraders:

no sólo debemos oír a nuestro ego, sino aprender a escucharnos y dialogar con nosotros mismos”

Buen salto al vacío y disfrutad del viaje.

Jordi Grau – @grautrader

2 comentarios en “Trading y saltar al vacío

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies